Tarta de limón con merengue

Con esta receta de tarta de limón con merengue comenzamos una colaboración entre el aclamado blog de recetas Lo he cocinado yo y Soy feliz comiendo en Murcia, que esperemos que dure mucho tiempo y sea fructífero para ambas partes.

La tarta de limón con merengue es un postre que se realiza con uno de los productos más importantes de la huerta de Europa, el limón.

La base de la tarta es una especie de masa quebrada muy sencilla de hacer. Luego, la mezcla de la crema de limón con el merengue, hacen que el contraste de dulce y ácido sea increíble.

Tarta de limón con merengue

Por 27/09/2016

  • T. prep.: 1h 40 min
  • Tiempo cocinado: 55 minutes
  • Raciones: 8
  • Alergenos: ,

Ingredientes

Instrucciones

Masa

  1. Engrasamos el molde con un poco de mantequilla y harina. Retiramos el exceso de harina y reservamos.
  2. Tamizamos 250 gramos de harina en un bol grande, hacemos un hueco en el centro y echamos 150 gramos de mantequilla sin sal troceada. Vamos mezclando con las yemas de los dedos, como si estuviéramos pellizcando la mantequilla, hasta obtener una pasta arenosa.
  3. Hacemos otra vez un hueco en el centro y echamos: 50 gramos de azúcar blanco, la pizca de sal, 25 ml de nata o crema para batir bien fría y 25 ml de leche bien fría. Amasamos todos los ingredientes y vamos aplastando con la palma de la mano, sin trabajar demasiado la masa, hasta que todo se integre bien y formamos una bola.
  4. En este momento, precalentamos el horno a 180ºC calor arriba y abajo.
  5. Para que nos sea más fácil estirar la masa, nos vamos a ayudar de una lámina de papel vegetal. La colocamos sobre la mesa, espolvoreamos un poco de harina sobre el papel y colocamos la masa. Enharinamos el rodillo también y vamos estirando. El grosor es un poco a gusto de cada uno. En nuestro caso, tiene un grosor de 2 milímetros aproximadamente.
  6. Una vez estirada, con cuidado, la pasamos al molde y retiramos el papel. Ajustamos bien al molde, retiramos el sobrante y, antes de meterla en el horno, pinchamos la masa con un tenedor.

Se puede poner sobre la masa un papel de horno y ponerle un poco de peso (garbanzos o habichuelas secas…) para que no se hinche. Como sólo vamos a precocerla y, al pincharla no se nos va a hinchar demasiado, en este caso no se le ha puesto nada.

  • Horneamos durante 20 – 25 minutos o hasta que empiece a dorarse ligeramente.

Las paredes de la masa van a encoger un poco, eso es normal. Además, nos viene bien ya que no necesitamos un borde muy alto.

  • Sacamos la masa del horno y la dejamos enfriar un poco para poder retirarle el molde.
  • Dejamos el horno encendido y bajamos la temperatura a 150º C.

Crema de limón

  1. Mezclamos 140 gramos de azúcar blanco con un huevo grande. Rallamos la corteza de un limón, sin llegar a la parte blanca, y mezclamos un poco. Exprimimos el zumo y lo agregamos a la mezcla. Echamos 60 gramos de mantequilla derretida sin sal y removemos bien.
  2. En una bandeja, colocamos un papel de hornear y, con cuidado, desmoldamos la masa.
  3. Vertemos la crema de limón y volvemos a meterla en el horno. Esta vez, colocamos la tarta en la parte baja del horno y horneamos a 150º C. durante unos 10-12 minutos aproximadamente. Sacamos del horno y dejamos atemperar un poco.
  4. Aún no apagamos el horno, ahora bajamos más la temperatura, esta vez a 100º C.

Merengue

    1. Con la batidora eléctrica empezamos a montar las 3 claras de huevo a velocidad media. Cuando empiecen a blanquear echamos una pizca de sal y seguimos batiendo. Una vez que las claras estén semi-montadas, vamos añadiendo poco a poco, y por el borde del bol, 100 gramos de azúcar blanco. Después de haber echado todo el azúcar, subimos la velocidad de la batidora al máximo, y seguimos batiendo hasta conseguir un merengue bien firme.

Para saber que está bien montado, cogemos un poco de merengue con las yemas de los dedos y al frotar no se debe notar el azúcar. Otra forma es dándole la vuelta al bol y que el merengue no se caiga.

  1. Colocamos la boquilla en la manga y echamos el merengue. Vamos cubriendo la tarta con florecitas o con lo que más os guste.

También se puede echar el merengue con una cuchara y extender con una lengüeta.

  • Metemos la tarta en el horno, esta vez a media altura, durante 20 minutos aproximadamente para que el merengue se seque un poco.
  • Una vez transcurridos esos 20 minutos, se puede dejar el merengue así, blanco o, quemarlo un poco con un soplete.
  • Para los que no tenemos soplete, otra forma de hacerlo es con el gratinador del horno. Calentamos el gratinador del horno a 250º C. y, una vez que se ha calentado, colocamos la bandeja del horno en la parte de arriba, apagamos el horno y, con la puerta abierta, metemos la tarta y la dejamos 4 o 5 segundos, no más.

¡Y lista!

Dejamos enfriar por completo antes de servirla.

Print
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *